8 oct. 2013

Tonke Camper: artesanos carpinteros que transforman camiones en hogares


Convertir camiones modernos en casas rodantes que recuerdan a los carromatos de gitanos tirados por caballos. Y todo hecho a mano por artesanos carpinteros.
El Tonke Camper es la casa móvil más elegante que podrás encontrar en el universo de los remolque. Se trata de una casa de madera colocada sobre una plataforma de Mercedes Sprinter y se puede utilizar sobre ruedas o sacarse de la plataforma y plantarse en terreno firme.

La idea surgió del fundador de Tonke, el holandés Maarten Van Soest, tras recorrer en 2005 el norte de Francia en un carromato destartalado que remolcaba con su 4×4. Aunque asegura que fue un viaje memorable, se dio cuenta de que no era una opción demasiado buena y que donde de verdad estaría bien ese carromato era sobre un camión moderno.
“Las dos cosas más importantes que han ocurrido en mi vida fue cuando mi esposa dio a luz a nuestro primer hijo, Tonke, y fabricamos la primera Tonke Camper”, explica Van Soest en la página web de Tonke. Combina un camión seguro y moderno, con un interior de “estilo velero de crucero” y la estética exterior de los carros de gitanos. Ese primer camión lo vendió a un comediante muy conocido en Holanda y empezó a construir una segunda caravana”.

A diferencia de otras casas rodantes modernas, las Tonke Camper tienen un exterior de madera distintivo que, les da un aspecto de los carros tirados por caballos de las generaciones pasadas. El padre de Van Soest era un carpintero que hacía barcos y juguetes de madera, y Maarten creció con una apreciación de la artesanía de madera, que se aplica a sus remolques Tonke. El interior y el exterior combina diferentes maderas, con un estilo clásico rústico.

Cada Tonke Camper de la serie Explorer Fieldsleeper se coloca sobre la plataforma Mercedes con motor turbodiésel de 2.2 litros con 130 CV de potencia, aunque los compradores pueden elegir otras bases de vehículos. Quitar la caravana de la base del vehículo apenas cuesta  diez minutos. Así, además de usarlo para pasar la noche en la carretera abierta, puede ser perfecta como casa de invitados, o el edificio anexo a una casa convencional.

Tonke describe el Fieldsleeper 1 como “un espacio de almacenamiento excepcional”. Incluye un garaje vertical para transportar hasta tres bicicletas. Tiene un dormitorio enorme y la sala de estar se convierte en una segunda habitación. Incluye una cocina con dos fuegos, fregadero de acero inoxidable y una nevera, así como un baño con inodoro y ducha. Tiene un sistema de calefacción de 4 kW, depósito de agua potable de 140 litros, tanque de agua caliente de 10 litros y depósito de aguas residuales de 83 litros. Todas las necesidades cubiertas, vamos.

Tonke ofrece diferentes modelos Explorer Fieldsleeper y modificaciones sobre furgonetas para quienes les resulte demasiado grande. Se construyen a mano por encargo. Y los precios van desde 61.570 euros de un Fieldslepeer sin vehículo, a los 103.291 euros del Fieldsleeper 2 con el Mercedes Sprinter. Pero la parte más interesante de una caravana de madera construido a mano, es ver la artesanía por dentro y por fuera.

Fuente: noticias.coches.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...