23 dic. 2013

Galicia: La ruta de los columpios molones

Toboganes de 7 metros, tirolinas, juegos de agua y hasta torres romanas completan el recorrido por los mejores parques infantiles de Galicia

Por miles se cuentan los padres con niños pequeños que, bajo amenaza de boicot por parte de sus hijos, se avienen a planificar las excursiones de fin de semana en atención a una premisa básica: que haya parque infantil cerca y que, a ser posible, sea molón. Para ellos es esta ruta que propone La Voz. La crisis no está para dispendios y la inversión de concellos y diputaciones es cada vez menor, según fuentes del sector. El resultado, parques poco atractivos. Pero los que se recogen en esta página son sin duda algunos de los mejores de Galicia, bien porque incluyen todo un arsenal de columpios, lo que hace las delicias de los peques, bien porque su planteamiento es original, alternativo.

En el 2009, el Concello de Cangas do Morrazo invirtió 350.000 euros en el llamado parque galáctico del paseo marítimo. Para unos, una maravilla; para otros, un dispendio; y para los niños, una delicia: redes gigantes con toboganes unidas entre sí, una cabaña en una torre con escalas, tirolina de 25 metros... Pero lo mejor es que lo expliquen los propios críos. «Lo que más me gusta es la tirolina», dice Pedro, de 4 años, que no tiene miedo a trepar por el tobogán (en la foto superior). Nerea, de 3, juega con su abuelo, Manuel. Ella lo tiene claro, son los columpios que más le gustan «¡del mundo!», y Susi, de 5, le pide a su madre «otros iguales para casa».

Bajo techo 

El lluvioso invierno gallego no es el mejor aliado de niños y padres, así que los parques ...

cubiertos -ya era hora- empiezan a ponerse de moda. El Concello de Culleredo anuncia que tapará cinco en el 2014 con techos de cristal y madera. Cada uno le costará entre 40.000 y 60.000 euros, pero los niños podrán jugar todo el año. Mientras estos no se ejecutan, se pueden visitar ya los columpios que están junto al recinto ferial de Lugo, también bajo techo y rodeados por una amplia zona verde.

Galicia es una potencia emergente en parques infantiles, con dos empresas pujantes en el sector. Una es Galopín. Fruto de su ingenio nació el Prometeo del parque de Oza, en A Coruña, que ha recibido premios internacionales de diseño y que fue expuesto en el Marco vigués. Su creador, Manuel Iglesias, lo define como «una escultura sobria que invita a pequeños y mayores a balancearse». Todo el conjunto es «muy conceptual, completamente distinto».

También lo es otra de sus actuaciones, el Parque Arqueolóxico do Mandeo, en Grixalba (Sobrado dos Monxes). En medio de la naturaleza, llama la atención por sus menhires de piedra que forman figuras celtas, un pequeño castro y la recreación de un campamento romano con torres escalables de tres metros y medio de altura.

También gallega, la firma Ociona está instalando módulos propios de rotomoldeo y suelos de caucho continuo, que «no se deterioran y no necesitan mantenimiento», explica su responsable, Arturo Fajardo. Con ese material llevan un año montando columpios de siete metros de altura. Su intervención más espectacular hasta la fecha es O Bosque, en la Praza do Concello de Boiro. Naves espaciales o barcos piratas están también en su catálogo.

Otra iniciativa diferente es Aquaciencia, el parque ferrolano que invita a los niños a jugar desafiando las leyes de la física. Y no se puede hablar de buenos columpios sin aludir a las numerosas tirolinas que se han ido colocando por toda Galicia. Una de las más divertidas es la de la playa de A Concha-Compostela, en Vilagarcía.

Fuente: La voz de Galicia

19 dic. 2013

Una casa a todo lujo sobre ruedas y con vistas a la ría de Arousa (Pontevedra)

Dos ciudadanos austríacos visitan nuestra comarca a bordo de un espectacular camión dotado con todas las comodidades imaginables. Michael y su mujer son aventureros, pero no renuncian al confort, por lo que deciden ponerle ruedas a su casa y recorrer toda Europa. 

Ayer recalaron en la playa de O Bao, en A Illa de Arousa, donde pudieron disfrutar de las excelentes vístas a la ría. 

Es la primera vez que visitan Galicia, ya que decidieron hacer la ruta del norte, entrando por el País Vasco. 

En tierras gallegas se muestran encantados. Ya conocieron Santiago de Compostela y hoy continuarán haciendo el recorrido por el sur de la provincia de Pontevedra. Su objetivo en este segundo viaje por la península es salir de Galicia hacia Portugal hasta Lisboa y desde allí ir a Madrid y Barcelona.

Fuente: Faro de Vigo

16 dic. 2013

Renault elige a la viguesa Camperoad como carrocera oficial de su furgón Trafic


El grupo francés Renault ha seleccionado a la firma viguesa Camperoad como carrocera oficial para su modelo Trafic, según informó ayer el director de la compañía gallega, Enrique Dasilva. Camperoad, especializada en el desarrollo y fabricación de mobiliario para la transformación de furgones y furgonetas en cámpers (como se conoce a los vehículos comerciales destinados al ocio), presentó ayer sus últimos diseños, en un acto en Samil al que acudió un responsable de marketing de Renault y autoridades.

Camperoad comenzó su andadura hace diez años, con una apuesta decidida por la innovación y el desarrollo y la fabricación de módulos, según explicó Dasilva. Hace unos meses, tras sacar al mercado su nueva línea Van Pack and Go, Renault la seleccionó como fabricante oficial de su modelo Trafic, aunque Camperoad negocia en la actualidad con otras marcas interesadas en sus productos. La empresa está catalogada a nivel comunitario como Fabricante Europeo de 2ª Fase (carrocera).

El modelo Renault Trafic mostrado ayer tiene cama, cocina, inodoro químico y zona de esparcimiento, entre otros servicios. El precio medio de este tipo de vehículos-vivienda ronda entre los 42.000 y los 47.000 euros.

Fuente: Faro de Vigo

NOTA: Mientras haya noticias camper en Galicia, como esta, no abandonaré el blog (jejeje)

12 dic. 2013

Adiós a la mítica Kombi




No me gustaria dejar en este blog, como ultima entrada mi retirada de él. Asi que os dejo esta noticia, ya conocida por todos desde hace tiempo y que recoge ahora un periodico "da terra" como solemos decir los gallegos cuando nos referimos que es de Galicia. 

Nos vemos en la carretera AMIGOS!!

La icónica furgoneta de Volkswagen se seguía fabricando en Brasil con la misma versión que conquistó al mundo hippie

En unos pocos días, la mítica Kombi de Volkswagen, la furgoneta símbolo de los hippies y de la libertad, desaparecerá definitivamente de las líneas de producción pero su leyenda seguirá viva. Con el fin de su fabricación en Brasil, todavía en su versión de 1967, este vehículo con aire de época pasada que tuvo su hora de gloria en los años 1960 y 1970, dirá su adiós definitivo.

La decisión fue anunciada a mediados de año por Volkswagen. Como despedida de este modelo poseedor del récord mundial de longevidad, una edición especial, Last Edition, saldrá a la venta. Y ante el interés que generó, la fábrica alemana decidió duplicar a 1.200 unidades esta serie limitada, destinada exclusivamente al mercado brasileño, dijo un portavoz de VW. La última unidad saldrá el 20 de diciembre de la fábrica de São Bernardo do Campo (cerca de São Paulo), de cuyas líneas de producción salieron más de 1,6 millones de Kombis desde 1957. Esta furgoneta con motor trasero, conocida como Kombi (o Combi) en América o Bulli en Alemania, fue obra de un momento de inspiración de un importador holandés, Ben Pon. Durante una visita a la sede de Volkswagen en Wolfsburgo (norte), en 1947, le llamó la atención un vehículo armado a mano por los obreros de la planta para cargar material.

Seducido por la idea, presentó unos esbozos y así convenció a Volskwagen, que comenzó la producción en serie en marzo de 1950, creando así el segundo modelo de la joven historia del grupo luego del célebre Escarabajo. La Kombi utiliza partes de ese primer modelo, como el motor y los ejes. «Su auge se inscribe en el marco del milagro económico alemán de los años 1950», alimentado por el plan Marshall destinado a reconstruir el país devastado por la Segunda Guerra Mundial, señala Ferdinand Dudenhöffer, especialista del mundo del automóvil. «Los artesanos y comerciantes necesitaban un utilitario barato para trabajar», recuerda.

Del transporte de mercaderías, la Kombi pasa rápidamente al transporte de personas para convertirse en minibús en 1951. En su versión de 1967, llamada T2, alcanza el éxito mundial y se convierte en el símbolo del movimiento hippie -y de la libertad que éste reivindica- pero también en la preferida de los surfers y de las familias, todos conquistados por su capacidad modular que permite, por ejemplo, transformarla rápidamente en cámping-car.

La robustez, bajo precio y simpleza de mantenimiento de la Kombi le permiten ser la preferida de sus usuarios, a pesar de la falta de confort y velocidad limitada. Con la llegada de nuevas normas de seguridad y nuevas expectativas de los clientes, el modelo T2 cede el paso a versiones más modernas, la última de las cuales, la T5, se alejó marcadamente de las líneas redondeadas de su ancestro.

Su producción terminó en Alemania en 1979, luego en Sudáfrica y México, para seguir solamente en Brasil, que exporta al resto de América. Pero ahí también las reglas en materia de emisiones contaminantes y de seguridad que deben entrar en vigencia en el 2014 sentencian el futuro de la veterana furgoneta alemana.

Sin embargo, la leyenda de la Kombi seguirá viviendo. Anclado en la memoria colectiva gracias a sus apariciones en películas o series de televisión, este vehículo de otra época es un objeto de culto, con numerosos fanáticos que intercambian consejos de restauración y experiencias de viajes, e infinidad de productos derivados, desde llaveros hasta tiendas. La última y limitada edición de Kombi, de color azul y blanco, se vende a unos 27.000 euros, y es un último toque de nostalgia que apenas concede un rasgo de modernidad, con un lector mp3.

Más fotos AQUI

Fuente: La Voz de Galicia

5 dic. 2013

Los pueblos más bonitos de Galicia: rural de calidade y morriña inevitable



Galicia, si no se recorre de arriba abajo sorteando densos bosques, cruzando ríos salvajes y saludando peregrinos, no es lo mismo. Porque por mucho que se empeñen en construir vías rápidas y AVEs, aquí la vía va con su flow, con su lentitud rural y su acento cerrado. Por eso, más allá de subir a los altares su gastronomía y sus ciudades palpitantes, aquí nos quedamos con sus pueblos más bonitos como una vuelta al estilo de vida primitivo. Y, aunque ha sido difícil elegir por la diversidad cultural y paisajística, aquí trazamos una ruta por los mejores, buscando sus cruceiros y sellando un camino a Santiago infinito.

Para ver el articulo completo pincha AQUI


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...