28 mar. 2014

Por qué tienes que comprarte una kombi VW

 Antes que nada déjenme desmitificar por el bien de todos los dueños de un VW, aquellas leyendas  que se han ido transformando en realidad por culpa de unos cuantos accidentados que en vez de cuidar su vehículo como debieron, han hecho injertos, inventos y otras cosas a sus pobres motores.

Preguntas sugerentes de quienes nunca vieron un motor bóxer: 

¿Se prende fuego?

 -Veamos, primero, ¿en que condiciones se encuentra tu motor?, ¿fue reparado con anterioridad? ¿hace cuanto? ¿Qué arreglos le hiciste? ¿tuviste una kombi alguna vez? Si no tienen respuesta a estas preguntas entonces, no entren en pánico, se que es difícil de creer que algo tan antiguo funcione, pero créanme, funciona y muy bien. Segundo, que se prenda fuego o no depende básicamente de cuanto amor le tengas a la kombi. Si tenes las mangueras en su lugar, y las que son especiales para la gasolina (ignifugas, cubiertas en tela y con sus abrazaderas), si además no están resecas, si el carburador esta en buen estado y sin perdidas  y lo chequeaste hace poco, quedate tranquilo,  nada malo le tiene que pasar a tu preciado motor

¿Hay que repararlo muy seguido?

 - Mmmmm, pregunta capciosa, aunque interesante, la verdad es que es ley que a un coche usado hay que chequearlo y repararlo, a no ser que el primer y único dueño haya sido un maniático fan que haya tenido el auto guardado desde los 1000kmts y aun lo tenga con todo original, aun asi desconfiaría y lo haría ver. La cuestión es clara, un automóvil es un instrumento de movilidad, nuestras vidas van a bordo, nada mas ni nada menos que algo preciado como eso, es por este motivo que es nuestra responsabilidad cuidarlo y mantenerlo. Si es un motor viejo como el de la kombi, hacelo ver, probalo, empeza a preguntar aunque sea lo básico para entenderla y si podes y debieras hacerlo, rectifica el motor con alguien que sepa, muchos de los mecánicos que no conocen los VW te van a engañar diciendo que lo pueden reparar, y el resultado final es que te entregan algo peor a lo que les dejaste, haciéndote perder mas tiempo y dinero, y lo digo por experiencia. Los buenos mecánicos y que son expertos en kombis son contados con la mano, pero creeme, no hay mejor dinero invertido que el que se pone donde se debe y el resultado de esto es gratificante. Pregunta en grupos de kombis y escarabajos a que especialista conocen y no te quedes solo con una opinión, busca y compara hasta dar al menos dos veces con el mismo nombre.

¿A esto no hay que abrirle unos agujeros para que ventile?

A ver, “esto” es una kombi, un icono de los 60`s , prácticamente uno de los pocos coches que han marcado una era, y con los años se convierte mas y mas en un auto buscado por coleccionistas, no solo por ser un coche estético, sino porque todavía hay algunos que siguen rodando mucho mas y mejor que cualquier otro auto de la modernidad. Como dije en el punto anterior, si tu motor esta como se debe, la ventilación diseñada por los ingenieros alemanes (colaborados por aliens :P) en la década de los 30’s debe funcionar a la perfección, pero claro, los tiempos cambiaron y hoy día con el tema del calentamiento global las temperaturas están mas elevadas, asi que yo prefiero en días de mucho calor darle una manito y abrirle la tapa. Por otro lado si notas que tu motor recalienta puede deberse a varios motivos: Probablemente haya fricción dentro del motor por parte de algunos metales que están deformados o se rozan, puede ser que la correa no este debidamente tensionada y por esto la turbina de ventilación no gire como se debe, tal vez debas regular válvulas, si el aceite no este a nivel o bien la bomba de aceite no esta teniendo la presión necesaria y por último a veces en climas de calor no ayuda tener el sistema de calefacción conectado (nosotros lo anulamos y cambiamos la carcasa trasera por una EMPI sin salida para calefacción y con un sistema de ventilación mas eficiente tanto para el radiador de aceite como para las camisas) y también ayuda no andarla muchas horas de corrido en horas del medio día, entre otros motivos.

¿Pierde aceite?

Muchos dueños de VW te van a decir que la kombi no pierde aceite, sino que marca territorio, pero esto es mito, y me vuelvo repetitivo, si todo esta en su lugar nada de esto ocurre y tengo 14000kmts rodando.

¿Cómo haces en la altura?

Con Aurora (la kombi) no hicimos nada, de hecho hicimos el paso de Jama entre Chile y Argentina, uno  de los páramos mas altos, a 4850msnm y no se planto ni recalentó ni una sola vez. Eso sí, a primera marcha y sin pasarla de revoluciones, con toda la paciencia del mundo, ya viste lo que dicen los abuelos: …despacio, pero seguro…

¿A que velocidad vas?

Mi amigo, debo decirte que si pensas en velocidad, la kombi no es el vehículo para vos, y eso que solía tener un auto moderno con el que podía ir a 210km/h, pero con Aurorita aprendí que lo importante no es la velocidad, sino llegar y disfrutar el arte de manejar e ir apreciando el paisaje. Yo prefiero viajar a un promedio de 70km/h, y la mía fácilmente llega a los 100km/h, pero prefiero no forzarla y alagar la vida y utilidad del motor.

Ahora si, aclarado esto, déjenme contarles lo liiiiiiiindo de tener una kombi:

-Teniendo el sueño de viajar, es imposible no hacerlo, o al menos salir de camping los fines de semana, lejos del ajetreo del laburo, para escapar y despejar la mente y tener momentos de felicidad plena.

-La gente en la calle te regala sus sonrisas. Esta probado que muchos de los que ven una kombi sonríen o al menos levantan la vista para darle una miradita, que te hace sentir el dueño de una Ferrari. En especial los niños, no pueden evitar reírse al verla por delante, con esa trompita que parece que dibujara una carita con sus farolitos redondos como ojos, el paragolpes como una boquita y el emblema de la marca en el medio cual nariz.

-Si tenes paciencia y te gustan los hobbies, podes customizarla como quieras, mas alta, mas baja, con cama, con cocina, ducha, lavaplatos, asientos para 6 personas, techo corredizo, ventanas, muebles, colores, telas, y todo lo que  te animes a hacerle.  Podes sacar ideas de internet, hay muchas y diversas y seguramente la tuya también quede única e irrepetible como el resto de las otras.

-Teniendo una hecha campervan, como es nuestra Aurorita, haciendo viajes largos podes tener el privilegio de tener una casa móvil, con la que puedas despertar frente a un lago una mañana e irte a dormir en la base de una montaña por la noche.

-Aprendes si o si de mecánica, no tenes opción, tener una kombi te vuelve tan responsable y fanático de las mismas, que es prácticamente imposible que no te vueles las pestañas para tratar de repararla, en caso de que se te plante por algún motivo. Esto te da tanta independencia, que para que te des una idea, jamás tuve que llamar a una grúa para que me levantara.

-Ganas miles de amigos, la sola presentación de Aurora a la gente, hace que se nos abran las puertas para miles de cosas, alojamiento, mates, comida, baños, charlas, etc, incluso gente que ni conocías te puede parar en la calle para saber si en verdad esa es la kombi que vieron en una página web (loco ¿verdad?)

-Los repuestos de estos vehículos suelen ser fáciles de conseguir, prácticamente en todo el mundo. Ha sido y es, un auto tan vendido y popular, que facilita muchísimo el tener que conseguirlos en donde sea, y lo que es aun mejor, los precios son bien accesibles. Los países donde más barato y fácil se consiguen partes son: Brasil, Peru y México.

-Van a conseguir clubes de kombis y escarabajos en todas las grandes ciudades del mundo, dispuestos a darles una mano siempre que lo necesiten, o simplemente compartir un rato y disfrutar de la compañía de otros fanas como vos, que le dan amor a su carro.

-Como si esto fuera poco, podes llevar adentro a quien o lo que quieras, por dentro es tan espaciosa que cabe casi cualquier cosa. Una vez me contaron de un loco que lleno una kombi de arena con casi una tonelada mas agregada a su peso y así y todo anduvo, eso sí, cuando quería frenar en los semáforos no podía jeje.

Asi que ya saben, si están pensando en cambiar de auto y no saben si conseguir o no una kombi yo les diría que ni lo piensen, vayan y háganlo. Este auto es la felicidad encarnada, representa la libertad y el amor, que mejor que eso, claro esta que no tiene aire acondicionado, ni asientos reclinables, ni airbag, ganchos Isofix, dirección asistida o freno ABS, pero tiene actitud, tiene vibra y tiene aguante, porque es un carro antiguo, y como todo lo viejo, esta hecho para no romperse, con materiales 100% mas durables que los actuales, que por una cuestión de marketing, están hechos para descartarse.   

Este auto, la kombi, Aurora, me ha dado lo que nunca creí que un auto podía darme, y esto es  “espíritu”, porque Erika y yo nos convertimos en el alma y guiados por estas ruedas que siguen girando desde el año 82` llegaremos lejos, lejos , lejos, hasta donde se terminan los sueños, y eso, gracias a las estrellas, es el INFINITO. 

Manual del idiota para arreglar tu VW vos mismo, es la biblia para quienes desean entender su Kombi, pueden descargarla en nuestra web:  
http://viajesindestino.com/index.php/viajar-en-kombi-si-o-no/

Videos

- Para ver la restauración de nuestra kombi ingresa 
 http://www.youtube.com/watch?v=dkK-N0I-um0
- El album con fotos de la restauracion esta Aqui: 
https://www.facebook.com/medi/set/?set=a.263744853753271.62658.257457714381985&type=3
- Para ver el armado a nuevo de nuestro motor ingresa Aqui:  
http://www.youtube.com/watch?v=E2GTP7vMkxM

Fuente: https://www.facebook.com/Viajesindestino2013



25 mar. 2014

Bloguers: Un mundo para 3 y su furgoneta


Hoy os presentamos a unos bloguers muy viajeros. Y cuando digo muy viajeros, lo digo, porque les da igual cómo viajar: el lema para ellos es VIAJAR

Si visitáis su blog vais a alucinar con sus grandes viajes. Lo curioso es que también utilizan una furgoneta camper para sus viajes llamada: La Cali. Os dejo el enlace de su blog

http://www.unmundopara3.com/# y que disfruteis mucho de sus relatos.

17 mar. 2014

Recorre el mundo en furgo con mensajes de conciencia social

Se llama Leopoldo Palomeque, es licenciado en Administración e inició su viaje por el mundo pasando por Puerto Madryn con su mensaje de Derechos de Niños y Ponencias sobre Violencia de Género. 
 
Emprendió su travesía de “Viajero Utópico” en Bahía Blanca y su primer destino fue Puerto Madryn. Es licenciado en Administración, se llama Leopoldo Palomeque y conjugó a través de distintos proyectos la fascinante andanza por ciudades y paisajes increíbles con la acción social de llevar mensajes a las comunidades que lo reciben: Derechos de Niños y Violencia de Género. 


“Podría decir que la principal razón de viajar haciendo actividad solidaria es poder brindar mi granito de azúcar. Por más que sea pequeño, tal vez pueda generar algún efecto en el tiempo. Incluso si es momentáneo, si logro robar sonrisas momentáneas, si logro a través de diversas actividades, que nos miremos con sinceridad y no con desconfianza. Si logro que un chiquito reciba una carta de otro lugar del mundo que tal vez jamás antes había escuchado, se que va a producir un cambio. 

Estoy convencido que cada cosa que hacemos, cada gesto, cada guiño, produce un efecto en el otro. Quiero generar mucha cantidad de guiños. Quiero emocionarme porque en la gente se puede confiar, sabiendo que con la gente se puede contar. Quiero intentar generar desde cambios pequeños a por qué no, cambios grandes”, destaca Leopoldo, un joven oriundo de Bahía Blanca. 

Su objetivo también es recorrer el mundo, conocer, aprender, deslumbrarse ante cada situación, persona, paisaje. “El objetivo básico es vivir, agradecer a la vida porque aún estoy en ella. Con mis dificultades, con mis momentos de felicidad. Aún tengo la oportunidad y voy a disfrutar de mi libertad”, finalizó. Durante su estadía en Puerto Madryn, Leopoldo Palomeque llevará a cabo distintas acciones con la comunidad, las cuales aún hoy se están coordinando para la próxima semana. Todo aquel que quiera comunicarse con Leopoldo Palomeque, lo podrá hacer a través de viajerodeunmundoutopico.blogspot.com.ar
 
Fuente:  elchubut.com.ar


12 mar. 2014

Todas nuestras salidas en furgo en un pequeño video.

Resumen de nuestras salidas en furgoneta camper por y desde Galicia. Esperamos que os guste y lo disfruteis. 

 Nos vemos en la carretera!!



10 mar. 2014

La vida nómada: una familia argentina lleva 11 años recorriendo el mundo



¿Quién no ha soñado alguna vez con dejarlo todo y aventurarse a recorrer el mundo? Candelaria Chovet  y Hermann Zapp, una pareja de argentinos, lo ha hecho. Llevan ya casi once años viajando, han convertido el desplazamiento en una forma de vida y en ruta han formado su familia. Sus cuatro hijos han nacido en algún punto del viaje que ya les ha llevado a recorrer todo el continente americano, Oceanía y parte de Asia. 

Si ya resulta difícil para una mente urbanita imaginarse una vida nómada, puede serlo aún más si descubre que esta familia se desplaza desde el primer momento en un coche de 1928, un viejo Graham-Paine que no alcanza los 60 kilómetros por hora y al que han bautizado como Macondo Cambalache.  A bordo de este vehículo, que a base de remodelaciones, añadidos y ampliaciones ya han convertido en su casa, han recorrido miles de kilómetros de selva, bosque, desierto y autopistas. Con él han salvado los múltiples obstáculos del camino: para navegar por el Amazonas, por ejemplo, los Zapp construyeron una enorme balsa con troncos en la que poder llevar a su coche. Y también, en barco, el Atlántico y el Pacífico, hasta el punto de que ha dejado de ser un mero coche antiguo para convertirse en el símbolo de un sueño.


Es el sueño de una secretaria y un mecánico que un día decidieron perseguirlo. Fue en 2000, cuando Candela y Hermann decidieron venderlo todo para lanzarse a completar un camino mil veces recorrido en sus conversaciones. Su objetivo era subir desde Argentina, su punto de partida, hasta Alaska, a bordo del Macondo Cambalache a 60 kilómetros por hora. “En el año 2000 nos atrevimos a empezar a vivir los mejores años de nuestra vida, y todavía nos preguntamos cómo no lo hicimos antes”, cuenta Hermann Zapp a El Confidencial.  

Aquel viaje lo emprendieron como turistas, dicen, y lo terminaron como viajeros. Y como padres. El primero de los cuatro retoños de los Zapp llegó al mundo en California y, a pesar de que la familia estaba lejos, no le faltaron regalos. Los Zapp llegaron a hacerse con más de diez carritos de bebé, cortesía de la gente de la zona que habían conocido en su viaje y que querían apoyar su aventura.



“La gente no cambia por vivir en diferentes latitudes”

“Cuando uno vive una vida nómada como la nuestra necesita del afecto de la gente, a nosotros nos ayuda a no extrañar tanto los nuestros”, asegura Hermann. “Tanto en Asia, como en Oceanía como en América, siempre hemos encontrado ese afecto. La gente no cambia por vivir en diferentes latitudes”.

En efecto, aunque en un principio Hermann y Candela partían dispuestos a ‘vivir’ en el coche, lo cierto es que la mayoría de las noches de estos 11 años las han pasado como invitados en casas de gente que les acoge con todo el cariño del mundo. También han recibido otras ayudas, de todo tipo, desde mecánicos solidarios que echan una mano cuando el coche se estropea hasta adinerados empresarios que se prestan a pagar el caro peaje que supone cruzar el océano en barco.

“La gente sigue siendo lo mejor y la mejor sorpresa de nuestro viaje. Es increíble, hoy en día ya somos seis en la familia y la gente nos recibe igual en sus casas y comparte con nosotros su mayor fortuna: su familia y su hogar”, explica Herman.

Sobre su aventura por el continente americano, que iba a durar seis meses y se alargó hasta cuatro años, Candela y Herman escribieron un libro: Atrapa tu sueño, que acaba de lanzar en España la librería Altair y crearon una web desde la que narran sus lances. Gracias a la venta de ejemplares consiguen parte de la financiación de su viaje que, aseguran, no es mucho más caro que la vida en una casa normal ya que “en el coche no hay que pagar luz, ni gas, ni impuestos”. 

Después de su aventura americana, los Zapp, que ya habían pasado de ser turistas a ser viajeros y de ahí a convertir el movimiento en su estilo de vida, decidieron encarar su segundo gran proyecto, que bautizaron como “Asia. Otra huella”. Así, desde finales de 2008, la familia se ha dedicado a recorrer Oceanía y, más recientemente, Asia. 

Crecer y aprender en ruta

En Sydney nació su último hijo, Wallaby, que ya tiene dos años. Él y sus hermanos, Pampa (8 años), Tehue (6) y Paloma (3) han crecido en ruta. Su colegio ha sido el mismo mundo y su educación la han recibido a través de internet y del empeño de su madre (que era maestra). “Que un niño crezca viendo el mundo en el mismo mundo, que aprenda idiomas en el lugar en el que los hablan, que sea recibido en la casa de un pescador, un campesino, un rico, un pobre, un Amish, un protestante, un judío, un musulmán, y si alguien les dice que se cuiden de ellos, que ellos puedan decir que estuvieron en su casa”. Ésa es la definición de la educación que los Zapp quieren para sus hijos. 

Es, simplemente, una enseñanza distinta de la habitual. Candela explica un ejemplo: “Cuando llegamos a Borneo nos encontramos con una manada enorme de elefantes a menos de 20 metros y nos quedamos viéndolos largo y tendido. Después les pedí a los niños que dibujaran a los animales y que describieran lo que habían visto, armando oraciones y párrafos con sentido, y explicando además en qué lugar del mundo había ocurrido, cómo era el paisaje, etc.” Además, continúa su madre, “me doy cuenta de que Pampa y Tehue (los mayores) gracias al viaje, están queriendo este mundo, la naturaleza, su gente. Quieren reciclar, se entristecen cuando vemos la desforestación de la selva o basura en las playas y no entienden la guerra, porque ellos, al ser recibidos en tantas casas, saben que la gente tanto de aquí como de allá es maravillosa”.

Así, descubriendo mundos, gentes y culturas, van avanzando en su viaje. En el último año han recorrido Korea, Japon, Filipinas, Malasia, Brunei e Indonesia (esta semana escriben desde la isla de Java) y su próximo objetivo es ‘conquistar’ China, India y el Himalaya. Y, como explican, ese ‘conquistar’ no se limita a una simple visita, si no a vivir el lugar, y, sobre todo, sus gentes. “Una montaña después de mil montañas, es una montaña más. Una playa después de mil playas, es una playa más. Pero esa persona que conocemos, que nos acoge, que nos ayuda… es la razón por la que volveríamos a ese lugar”.

Cuando se acabe Asia, quién sabe qué será de esta familia de trotamundos. Todavía les quedarán dos continentes por explorar, por vivir, África y Europa. Éste será, como dicen, el postre, porque es “más cómodo” para recorrerlo cuando estén “viejitos”. Su sueño sigue en marcha.

via:  http://www.elconfidencial.com

7 mar. 2014

Les confiscan la furgoneta con la que recorrían latinoamerica y están varados en Perú (SOLUCIONADO, ya pasaron la frontera...FELICIDADES!!)

Un malentendido de papeles está por dejar varada a una pareja argentina a más de cinco mil kilómetros de su hogar, sin respuestas y sin soluciones a la vista. Matías Ruben Bontempo y Jimena Perello, quienes recorrían latinoamérica a bordo de una camioneta que les servía de casa, están por perderlo todo luego de que el gobierno peruano les confiscara el vehículo en que viajaban por permanecer en el país dos días más de lo previsto, producto de un error de interpretación de la pareja.

Bontempo -de 29 años- y Perello -de 30- están varados en la localidad peruana de Tumbes desde el pasado 27 de febrero cuando intentaron cruzar al Ecuador para seguir un viaje por toda latinoamericana. Allí, las autoridades les prohibieron el paso y les incautaron el vehículo, un Volkswagen Vanagon modelo 1982, por tener vencida la autorización para permanecer en el país, la cual es válida por 90 días. La pareja, (que había ingresado a Perú desde Chile el 27 de noviembre) había entendido que la autorización corría durante tres meses calendario y que estaban en fecha. No era así, ya que los 90 días habían vencido el 25, unas 48 horas antes.

Desde entonces comenzó una pelea contra las autoridades peruanas por tratar de recuperar el vehículo que les sirve de casa y en que viven. Jimena se comunicó con el consulado argentino, pero se encontraba de guardia debido al fin de semana largo de carnaval que había en Argentina. De la guardia les elevaron el pedido a la cónsul, que respondió que no podían hacer nada ya que se trataba de leyes peruanas. La situación en Tumbes es similar: por lo bajo les comentan que la Combi -como la llaman cariñosamente- ya es propiedad del gobierno peruano. A bordo llevaban todo tipo de elementos que usaban para trabajar y conseguir dinero para mantenerse en viaje: desde artesanías hasta un horno pizzero. Todo eso deberán bajaro y llevarselo encima al salir del país.

Sin mucha respuesta del consulado, Matías y Jimena se encomendaron a otros viajeros para que les ayuden a difundir su caso a través de las redes sociales. Grabaron un video en YouTube, donde al borde del llanto tratan de explicar su situación y la desesperación por el inminente desalojo. "La camioneta tiene parte de nuestros sueños. No somos de aferrarnos a lo material, pero esta era nuestra casita. Nos dieron unas bolsas para que embalemos y nos llevemos las cosas", contaron.

En diálogo con Clarín, Matías explicó que elevaron un descargo a las autoridades y que están llevando los papeles para explicar su situación y el trabajo social que intentaban hacer. "Empezamos a viajar en enero de 2013, recorrimos Patagonia, Chile y queríamos llegar a México. Somos humildes, nos toma mucho tiempo viajar ya que no tenemos más dinero que el que ganamos haciendo malabares o dando charlas con los chicos" comentó, quien en Argentina trabaja de profe de educación física en Pergamino. 

Jimena, por su parte, es geóloga y está escribiendo un libro con las experiencias de la pareja. "Hace mucho teníamos este sueño, no queremos que por un error humano se pierda todo esto que hacíamos. Estoy muy nerviosa y angustiada, me cuesta leer los papeles que nos mandan. Hablamos con la familia y estaban viendo como ayudarnos, pero acá estamos solos, necesitamos un abrazo", explican. "Queremos seguir con el viaje. No tenemos nada en argentina, este es nuestro hogar".

Fuente:  www.clarin.com

3 mar. 2014

Vivir de vacaciones en furgoneta: un estilo de vida


Juan Villarino tenía 27 años cuando, allá por 2005, decidió embarcarse en un viaje solitario por Medio Oriente, Afganistán, Irán, Irak y China, entre otros países. Se había recibido de psicólogo, pero prefirió dedicarse a viajar y a escribir. Creó el blog www.acrobatadelcamino.com y, por un comentario anónimo, en 2010, conoció a Laura Lazzarino, su "princesa vagabunda", y a partir de ese momento emprendieron un camino de vida juntos.
 
Hoy, este marplatense pisa los 35 y continúa en tránsito. Junto con Laura, que es licenciada en Turismo y también tiene un blog ( www.losviajesdenena.com ), fundaron Proyecto Educativo Nómada para llevar la cultura sudamericana a otros lugares del mundo. Ambos protagonizaron un viaje de 15 meses, a dedo, por el continente sudamericano. Aprendieron quechua para comunicarse con poblaciones de Bolivia y convivieron con una comunidad Shuar en el Amazonas ecuatoriano. "Esto nos unió como pareja. Como todavía no tenemos planes de formar una familia, el año que viene el destino será África, queremos llevar ahí nuestro proyecto", dice Laura.


Como ellos, son muchos los que decidieron "cortar con todo" para vivir en estado de tránsito permanente. Y al estilo de los antiguos navegantes, viajar despierta en estas generaciones un ancestral deseo de transmitir en sus bitácoras lo que experimentan. De ahí que todos tengan blogs donde intercambian información, comparten mapas de rutas, conocen a otros viajeros y se conectan con el mundo. La Red Viajar, por ejemplo, no sólo los reúne ...

... sino que anima a otros a tomar impulso y emprender una nueva forma de vida. Un buen ejemplo de esto último es lo que hicieron Maru Orza y Martín Sesana, ambos periodistas, que un día, tras pedir licencia por seis meses en sus trabajos, se fueron a Europa, Asia y África. Al regreso, la decisión fue hacer un segundo viaje, pero, esta vez, sin fecha de retorno. Fue así como salieron a recorrer Latinoamérica en febrero de 2011, en una combi, y al día de hoy continúan la travesía, haciendo radio en el camino. En su blog www.kombirutera.com.ar brindan información y suben los audios de los programas. "Tardamos un año en armar este viaje, organizarnos, renunciar a nuestros trabajos y salir, y aquí estamos. Somos libres: la combi nos permite dormir donde nos guste: frente al mar, en una plaza, debajo de una palmera, en un parque, al costado de un río o en un bosque -cuenta Maru desde San Cristóbal de las Casas, México, donde están desde hace dos meses-. Sabemos dónde nos levantamos, pero nunca dónde vamos a dormir."

¿Y cómo se financian? Ésa es la pregunta que se hacen todos los que escuchan a estos viajeros relatar sus viajes maravillosos, por tierras exóticas, sin horarios ni las presiones de un trabajo diario en una ciudad colapsada. Una respuesta posible la tienen Aldana Chioda, geóloga, de 37 años, y Dino, mago e ingeniero en sistemas, de 43, que abandonaron sus profesiones para dedicarse a viajar y contarlo en www.magiaenelcamino.com. "Para viajar se necesita algo de dinero, pero es mucho menos de lo que uno se imagina -plantea Aldana-. Por un lado, hacemos dedo y tomamos buses; usamos las redes de viajeros para alojarnos en casas de gente local; comemos en puestos de la calle y no vamos a los lugares que «hay que conocer», pagando entradas carísimas. Por otro lado, generamos dinero con la magia. Para nosotros, además de una herramienta de conexión con la gente es una herramienta de financiamiento."

Juan y Laura, por su parte, no se permiten gastar más de 5 dólares diarios y se financian vendiendo los libros y sus crónicas a diferentes publicaciones. Incluso hay familias enteras, como los autobautizados Che Toba, que se sumaron a esta movida. Walter Boever es el "Capitán"; Machi Rodríguez, su "copiloto", y sus hijos, Sofi y Toto, la "tripulación". Walter es analista de Sistemas y cuenta que el nombre Che Toba era su apodo y terminó siendo el del blog de viajes que comenzó escribir, www.chetoba.com.ar. Machi, su esposa, es pediatra y sostiene económicamente a la familia cuando viven en forma sedentaria. A la hora de partir, ella cierra su consultorio, toman sus ahorros y se van. "Mientras viajamos, genero ingresos trabajando online y brindando servicios de asesoramiento. Cuando nos ven viajar en familia, nos preguntan cómo hacemos con la educación de los chicos. Lo resolvimos gracias al programa de educación a distancia (SEAD) del Ministerio de Educación Argentina", cuenta Walter.

En este sentido, un sitio fundamental a la hora de abaratar costos es Couchsurfing, una red social que, mediante una asociación, posibilita dormir gratis en miles de ciudades con sólo conectarse. "Couchsurfing es una organización internacional que tiene como fin promover el intercambio cultural a escala mundial -explica Carlos Álvarez, embajador de la Red Couchsurfing de la Argentina-. Este fenómeno de compartir sin fronteras culturales ni barreras políticas ayuda a conocer otras culturas a través de la experiencia directa, interactuando con gente de todo el mundo y trayendo un abaratamiento a la hora de viajar, ya que el hospedaje es ofrecido gratuitamente. La Argentina es uno de los países con más miembros y actividades del mundo, transformándola en un destino preferencial dentro de la comunidad."

Los Che Toba se asociaron a otro club similar, Friendship Force International, que les permite hospedarse gratuitamente en casas del lugar que visitan. Esta red nació en Estados Unidos hace casi tres décadas, pero se hizo conocida mundialmente hace poco, gracias a las redes sociales. "Comenzó siendo un club para gente más grande, que se retiraba y quería viajar por el mundo hospedándose en casas de familia en un ámbito de amistad, calidez y de intercambio cultural con el país adonde iban. Con la aparición de las redes sociales, comenzamos a triplicar las membresías y hoy recibimos gente de todas las edades. La mentalidad de la gente cambió y los que antes ahorraban toda la vida para viajar en su vejez hoy viven el presente, viajan y disfrutan sin pensar en un porvenir económico", detalla Agustina Solinas, jefa de Prensa de Friendship Force Argentina.

Los nuevos aventureros

"Los mochileros 2.0 tienen su antecedente en el Grand Tour que las familias más acomodadas realizaban especialmente por Italia y Francia desde mediados del siglo XVIII. No son nuevos, pero, por mi experiencia, puedo ver una característica en común: desde 1750 hasta acá, todos se creen los primeros y los últimos -decreta Soledad Gil, editora de la revista Lugares-. Son grandes aventureros que van en bicicleta de Alaska a Ushuaia, en velero a través de los siete mares, con un proyector pasando cine por pueblos del interior de la selva y escriben a la redacción con la ilusión de que su viaje sea único. Y lo es, claro... para ellos. La diferencia de entonces a ahora es que en la actualidad ese tipo de aventura no es para una elite que puede pagarlo, sino para aquel que quiere permitírselo. Hay familias enteras que viajan, convencidas de que la geografía que se aprende in situ es mejor que la de los libros, y que no hay mejor universidad que el viaje. Yo estoy de acuerdo. Quizá para un niño que hizo la escuela a distancia, online y sugestionado por exóticos paisajes de Asia o África, sea más difícil cursar regularmente en una facultad... Probablemente las vacaciones all inclusive le resulten una pesadilla, aunque tampoco hace falta atravesar el mundo para vivir una aventura. Y al final, ¿quién les quita lo viajado?"

Así como los Chetoba, Aldana y Dino también serán una futura familia viajera. "Durante 2013 seguiremos con viajes cortos por el país, porque estamos esperando la llegada del tercer integrante de Magia en el Camino. En 2014, saldremos a la ruta de a tres", comparte Dino.

Las tradiciones argentinas siguen presentes en sus vidas, pero ellos viajan para conocer, para empaparse de otras culturas y aprender nuevos hábitos, entender sus tradiciones y probar sus comidas. Algunos ni siquiera miran las noticias del país, prefieren enterarse de todo cuando llegan. Otros las siguen rigurosamente. "Claro que extrañamos el asado. ¿Quién no? Pero no hacemos de la argentinidad un folklore ni viajamos con una camiseta para que todos vean de dónde somos. Laura no toma mate ni en Argentina, pero sí extraña las gomitas Mogul y la pasta. Yo, a veces, sueño con una buena picada con Gancia. No viajamos tanto con espíritu de fogón, sino para analizar realidades, mezclarnos con la gente del lugar y llegar a sitios alejados. De vez en cuando encontramos viajeros que están en la misma y está bueno compartir códigos", explica con énfasis Juan Villarino.

A la hora de hablar de la vejez y de cómo se la imaginan, todos concuerdan en algo: viajando. No creen que haya nada que los pueda limitar, salvo la salud. No se preocupan por su jubilación ni por la educación de los hijos. "Cuando en 2009 tomamos la decisión de abandonar todo lo que teníamos para salir a conocer el mundo a través de su gente, muchos nos trataron de locos y otros, de héroes. Locos, porque estábamos haciendo algo que, en general, se hace cuando uno tiene veintipico. En cambio, cuando uno toma la decisión pasando los 35 y 40, te ven como loco, porque se supone que a esa edad ya tenés tu auto, tu casa, tu profesión y tu trabajo acorde. Bueno, nosotros teníamos todo eso, pero lo dejamos igual. Y héroes, porque lo que estábamos haciendo era algo que muchos querían hacer y no se animaban, algo que hacen los héroes: dejar la seguridad", concluye Aldana Chioda, de Magia en el Camino.
Fuente:  http://www.lanacion.com.ar
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...